Había oído hablar de la necesidad de limpiar los filtros de tu cuerpo y siendo maquinista no podía estar más de acuerdo con la frase. Empezamos por la alcachofa para limpiar el hígado

Es cierto que cuando algún dispositivo mecánico comienza a funcionar mal al primer sitio que debemos acudir y sobre el que debemos actuar es sobre los filtros.

Los limpiamos o los cambiamos y todo empieza a funcionar correctamente, no es la primera vez que hablamos aquí de este tema.

Me informé sobre la necesidad de limpieza y decidí empezar por el hígado.

 si tu hígado funciona funciona tu cuerpo.

No podemos andar cambiándonos de hígado así que tocaba limpiarlo y di con la alcachofera.

Por lo visto el té de la alcachofera tiene unas propiedades cojonudas así que por probar no iba a perder nada.

Antes de comprar nada consulté esas maravillosas propiedades

Es rica en ácido fólico, vitamina A1 , vitamina B1, vitamina C, magnesio, fósforo, calcio, hierro, potasio, zinc y fibras dietéticas.

Beneficios:

Protege el hígado.
Ayuda a las personas con insuficiencia hepática.
Favorece la rápida eliminación de grasas por lo que ayuda a adelgazar

Indicada contra náuseas, dolores abdominales, estreñimiento, diarrea y acidez estomacal.

Ayuda a reducir los niveles de colesterol.

  • No es recomendable el uso a personas con cálculos biliares o en caso de alergia a la alcachofa.
  • Rica en cinarina y cinaropicrina, dos sustancias que facilitan el funcionamiento de la vesícula biliar
  • Tiene esteroles, que regulan el colesterol.
  • Rico en fibra

Nutrientes: hierro, proteínas, calcio, potasio, yodo, zinc, carbohidratos, magnesio, sodio, vitamina A, vitamina B1, B2, B3, B5, B6, B9, C, K, fósforo…

Que podía perder probando?

Me fui a Ámazon y busque té de alcachofa y como tengo premium me salió tirado! Eran 6 paquetes por poco más de 6€

Cada mañana tomaba uno al despertar en el siguiente orden:

  • Despertar y bajar a la cocina a tomar mis 500mgr de metformina.
  • Calentaba el agua y preparaba el té.
  • Me iba arriba y dejaba aquello infusionando, mientras vestía a los niños para el cole.
  • Media hora después bajaba a desayunar con los niños ya listos, yo vestido y las camas hechas.

El té ya estaba más que preparado y me lo bebía de un trago al no estar tan caliente.

Después desayunaba como todos los días.

Fue al cabo de una semana cuando ya empecé a notar mi orina blanca y cristalina.

Evidentemente la orina es una muestra de lo que está pasando dentro y no era ya solo el aspecto sino también el olor.

Muchas veces había sentido un olor como ácido, como a marisco al orinar.

Una semana después de empezar con el té de alcachofa eso desapareció.

Si te gustó, Compartelo!!