El sur no brilla, Andalucía sencillamente DESLUMBRA!

En la segunda semana de su estancia en España la nueva Reina del sur iba a alucinar porque a mi alcance quedaba una Andalucía por mostrar que no brilla, deslumbra!

La mariscada impagada de la que hablaba en el capitulo anterior sería fundamental para la siguiente semana.

La situación creada me hizo quedar en una posición tan lamentable que incluso se apiadó de mi.

Tenía que compensar esa circunstancia y sabía como hacerlo.

Tenía a mi alcance el que probablemente sea el patrimonio histórico y cultural mayor y mas concentrado de toda Europa.

A mi alcance estaba Andalucía

Impulsado por esa fuerza y energía que te da sentirte deseado y atractivo planifiqué un viaje que la volviese loca loquísima.

Mi primer destino fue Cádiz.

Si vas por la N340 pasas por Tarifa y sus playas son únicas.

Durante la marcha le iba explicando lo que había de la margen derecha de la carretera hacia arriba para que no pusiese demasiada atención en la playa.

A unos 8 Kilómetros del pueblo de Tarifa están las dunas de arena de Valdevaqueros.

Entré por detrás y enfilé la carretera que te lleva hasta la batería de costa y que trascurre detrás de la duna.

Camino a ploma baja y batería de costa

La duna se forma por el empuje continuo del viento y es enorme!

Estacioné y le señalé la parte alta. “you must climb, GO!”

Me miró como si estuviera loco y empezó a escalar la duna.

En cuestión de 1 minuto estaba arriba pero la impresión te da cuando vas a alcanzar la cima y dejas de ver arena para ver esto:

desde la cima de la duna

Ojiplática y en estado de shock volvimos al coche y pusimos rumbo a Cádiz

En Cádiz jugaba en casa

En Cádiz había pasado ni mas ni menos que 7 años de mi vida estudiando de forma que sabía perfectamente donde ir.

Aparque en el Parque Genovés y seguimos una de las rutas turísticas pintadas por el suelo.

Cádiz viejo es un laberinto y aunque yo sabía donde y como ir mejor seguir las lineas para hacer mejor un itinerario.

Teatro Falla, Plaza San Antonio, Plaza Mina, El Pópulo, La viña, y una vez allí de tapas al Manteca donde cualquiera que esté allí se arranca espontáneamente  cantando flamenco…en pocos sitios ya puedes ver eso.

Ademas las tapas te las ponen en un papel, nada de platos ni pijoteríos.

Después visitar la Catedral vuelta a la Caleta para ver la puesta de Sol.

puesta de sol en la caleta

De ahí nos fuimos al Puerto de Santa María a un cocedero de marisco, El Romerijo

Paseo por la zona de la plaza de toros y al hotel.

Día agotador pero alucinante.

Segundo día rumbo a Sevilla

Un día en Sevilla no es suficiente tiempo para ver casi nada con tranquilidad. Había que elegir.

Plaza de España era visita obligada. El majestuoso palacio que había sido donde vivía la Reina Amidala en la película de Stars War no podía irme sin enseñárselo y ya de paso el Parque María Luisa

Visitamos la Torre del Oro, El Alcázar, La Catedral, el Archivo de Indias y Giralda

Y después de visitar Sevilla y poder ver una ciudad tan majestuosa por la tarde pusimos rumbo a Córdoba donde iba a visitar algo que nunca antes había visto y fue lo que  mi personalmente más me impresionó:

Medina Azahara

Córdoba tiene la vitola de haber sido cuna de civilizaciones y de haber rivalizado directamente con Riad con el Califato de Córdoba.

si el Corán dice que hay que ir al menos una vez en la vida a La Meca Con ir a Córdoba ya te bastaba.

Cuando en Londres y en París vivían no mas de 10.000 habitantes en Córdoba ya vivían y convivían mas de 100.000 personas de diferente credo, había universidad, cirugía y hasta farolas por las calles.

El Califato Omeya o Califato de los Omeyas (en lengua árabe: بنو أمية banū umayya o الأمويون al-umawiyyūn; en persa: امویان omaviyân; en turcoemevi) fue un linajeárabe que ejerció el poder de califa, primero en Oriente, con capital en Damasco, y luego en al-Ándalus, con capital en Córdoba (España).

Pero Córdoba no terminaba de llegarme hasta que descubrí Medina Azahara.

Situada a unos 8 kilómetros al oeste de Córdoba, en las últimas estribaciones de Sierra Morena, en la ladera del Yabal al-Arus, frente al valle del Guadalquivir y orientada de norte a sur, sobre un espolón de la sierra, entre dos barrancadas, que se adentra en la campiña se encuentra Medina Azahara o Madínat al-Zahra, calificada como el Versalles de la Edad Media.

Fue elegido por los extraordinarios valores del paisaje, permitiendo desarrollar un programa de construcciones jerarquizadas, de tal manera que la ciudad y la llanura extendida a sus pies quedaban física y visualmente dominadas por las edificaciones del Alcázar.

Su implantación en el territorio generó una red viaria e infraestructuras hidráulicas y de abastecimiento para su construcción, conservada en parte hasta la actualidad en forma de restos de caminos, canteras, acueductos, almunias y puentes

ruinas medina azahara
medina azahara

Aquellas ruinas tenían magia y embrujo!!

Las visitamos al atardecer y no puedo decir que tuve síndrome de Stendhal porque no salí corriendo de allí.

Sencillamente me senté en uno de sus jardines y aprovechando que la masificación de turistas está en el Alcázar y la Mezquita y allí solo había dos ingleses que se habían perdidos convertimos  Medina Azahara en parte de nosotros.

Pasamos de contemplarlo a convertirlo en una parte viva de nuestra vida.

Sencillamente nos sentamos obnubilados de tanta belleza y encanto y comenzamos a hablar de otros temas que nos interesaban y convertimos aquel spot tan maravilloso en algo activo de nuestra vida.

Recuerdo  cuando estuve en el Barrio Rojo de Amsterdam  y veía a la gente haciendo fotos a las prostitutas en los escaparates, las calles atestadas de gente y los Coffee Shops donde podías disfrutar de saborear mariguana de diferentes partes del mundo completamente vacíos.

Evidentemente cuando estuve en Amsterdam intenté hacer que aquello dejase de ser algo como un museo a ser algo activo y parte de mi vida, cosa a la que ayudo una fantástica hierva paquistaní que me fumé.

En Medina Azahara quería conseguir lo mismo pero sin fumar nada y que no hubiera gente molestando ayudaba mucho.

Salimos de aquellas ruinas 3 horas mas tarde paseando por sus jardines abrazados y fundiéndonos en un todo con aquella maravilla de sitio sin prisas por dejar al siguiente turno de turistas.

A estas alturas ella ya era presa completa no solo mía sino de los encantos de esta tierra tan maravillosa llamada Andalucía pero aún quedaba lo mejor.

Pasaríamos la noche en un hotel en el barrio de Judería y al día siguiente vendría el plato fuerte de la semana: GRANADA

Te lo vas a perder?

CAPT. 1 La luz me cegó desde El Este
CAPT. 2 Y llego la Reina delSur
CAPT 3. El Sur no brilla, Andalucía sencillamente deslumbra!!
CAPT 4. Granada enamora a todos tus sentidos
CAPT 5. La noche de Granada es de los universitarios
CAPT 6. La Costa del Sol
CAPT 7. Por primera vez juntos….en la nieve
CAPT 8. La gran cena rusa de Navidad

 

Si te gustó, Compartelo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *