El entrenamiento individual es lo tuyo! se adapta perfectamente a lo que quieres, haces lo que quieres y descansas cuando quieres pero el entrenamiento colectivo te pone  en el sitio que te corresponde.

Estoy en Letonia por temas familiares más que por vacaciones pero que duda cabe que para hacer un viaje tan largo he tenido que pedir permiso en el trabajo. Lo que se conocen como vacaciones.

He gastado mi periodo vacacional anual para venirme en agosto al norte de Europa y debo reconocer que en muchos sentidos es un gustazo.

Te quitas el calor de Andalucía aunque también pierdes la playa y la piscina y a cambio te vienes aquí arriba donde lo raro es que un día no llueva.

Pero la temperatura es suave y en agosto hay días buenos e incluso sol.

Los entrenamientos aquí han mejorado mucho y creo que han sido por las temperaturas agradables.

Entrenamiento colectivo

Aquí mismo al lado de casa tenemos unas instalaciones públicas compuestas por skate park, pista de basket y pista olimpica de 400m con interior de cesped con porterias para jugar al fútbol.

La tarde del lunes fuímos a llevar a los niños al parque y vimos un grupo entrenando.

Había gente de todas las edades y me picó el gusanillo de preguntar.

Fui al entrenador y en mi ruso macarrónico le dije que me gustaría entrenar con ellos, si era posible y me contestó que sin problema!

El miércoles sería mi primer entrenamiento colectivo.

Acudí a la hora concretada y allí estábamos todos.

Comenzamos el entrenamento…

Arrancamos con una sesión de calentamiento en la que usamos una porción de pista de unos 30 metros en la que hacíamos distintos ejercicios para calentar y volvíamos al principio.

Rodillas arriba, sprintar, saltaos levantando las rodillas, sprintar en el sitio y salir etc….

Total 20 minutos buenos e intensos.

La carrera

La siguiente prueba fueron 7 vueltas a la pista olímpica. 2800 metros.

Arranqué a mi ritmo y me siguieron varios corredores. Alguno se adelantó pero después fueron todos superados.

En la quinta vuelta apreté el ritmo y acabé entrando primero con un ritmo bastante fuerte.

Recuperación y mas ejercicios en suelo.

Abdominales, piernas y espalda

Acabé reventado! y como no podía ser de otra forma al día siguiente tenía unas agujetas que ni te cuento.

Extraño! corro cada semana una media de 21 kilómetros y nunca me duele nada!

Fueron los ejercicios de suelo y el tanteo de otros grupos musculares que no actuan durante la carrera con la intensidad que sí lo hacen con ejercicios específicos.

Entrenamiento colectivo del viernes

El viernes fue un día completo!

Cumpleaños de mi hijo que ya cumplió 7 años!! así que fuímos a pasar el día fuera!

Fuímos a una zona de Riga llamada Mezaparks.

Riga es una ciudad construida sobre un bosque y donde hay una vegetación en plena ciudad que es alucinante.

En Mezaparks, zona protegida, eso estaba multiplicado por 100!

Varias carreteras asfaltadas para ser usadas por bicicletas, patines y todo lo que no tuviese motor. Y todo junto a un lago inmenso!

Yo estuve patinando con mi hijo.

A la llegada a casa tocaba entrenamiento y tanto mi hijo como yo nos fuimos al punto de encuentro.

Los viernes tocaba entrenamiento de fuerza.

Formamos parejas y comenzamos a hacer los ejercicios que mandaba el instructor:

  • Empujar los hombros de tu compañero con fuerza mientras él se opone.
  • Series de abdominales golgeando con los puños las palmas de las manos de tu compañero
  • En posición de tabla empujar con el culo lateralmente a tu compañero mientras éste hace lo mismo
  • Tumbarse en el suelo para ser saltado y hacer un tunel por el que pasa tu compañero arrastrandose
  • Golpear con las rodillas la cabeza de tu compañero mientras este se protege (Literal), algun rodillazo me lleve en la cara cuando me tocaba protegerme.

Acabé molido antes que ninguno y hasta tuve que retirarme antes de tiempo!!!

Me senté fuera del terreno sobre el que se realizaba el ejercicio para ver como mi hijo los hacía con otros 2 chicos y estaba disfrutando de lo lindo, en cambio yo no pude acabar.

Me faltaba el aire, me faltaban abdominales, me empezó a doler el codo de reptar por el suelo…

La verdad que no esperaba que mi cuerpo reaccionaría así ante un entrenamientos de fuerza y colectivo.

Volviendo a casa le dije a mi hijo:

Tenemos que entrenar 2 veces a la semana este tipo de entrenamientos en España, que te parece?

Por supuesto mi hijo estaba deacuerdo.

Si te gustó, Compartelo!!