En todas las capitales que había visitado había encontrado sitios libres de gluten pero en Huelva me pasó algo que nunca antes me había pasado. 

Llegué tarde a mi destino.

Salí en hora pero me confundí un par de veces en la carretera.

Casi una hora más tarde de la hora prevista llegué al hotel.

Además encontrar aparcamiento fue casi imposible.

La recepcionista fue mi amable a mí llegada.

Llevaba poco equipaje así que puse mi camisa en el armario y el resto de cosas en los cajones. Ducha rápida y a cenar.

Estaba en pleno centro de Huelva y tenía a mi alrededor muchas terrazas y bares para tapeo.

Eran las 23:00 Hrs así que tampoco tenía toda la noche para buscar.

Salí delHotel  Eurostar Tartessos,  me dirigí a la plaza del Ayuntamiento que estaba allí al lado y a unos 250 metros y giré a la izquierda en la Plaza de las Monjas.

La primera parada fue en una terraza donde pregunté a la camarera si servían SinGluten y me dijo que tenían algo pero no mucho, así que pasé.

Plano centro de Huelva. Todo a mano

A escasos 50 metros otro bar donde la respuesta fue que me podían poner a parte. Tampoco me gustó.

El tercer bar tenía pinta de mas elegancia y gente de mayor edad. Además había más gente trabajando y de mejor presencia.

Bar Azabache en Huelva

Allí me puse en la barra y me atendió un hombre de unos 50 años al que pregunté si tenían SinGluten  y su respuesta fue aplastante.

Me miró con serio semblante y me dijo:

…el dueño es celiaco. Sientate ahí!

 

Lo capté al instante!! estaba ante una de aquellas oportunidades que te da la vida!

Efectivamente el hombre que me atendió era el encargado del Bar y de ahí su seguridad y falta de protocolo que desde mi punto de vista fue una bendición.

No te pasa todos los días pero cuando se presentan las oportunides de hacer algo de una forma diferente la participación de terceras personas es imprescindible y por mas que busques no lo vas a encontrar.

La vida te pone esas oportunidades cuando le apetece.

En Huelva se come Jamón del Bueno

Hice lo que me pidió. Me senté en la barra y me puse a charlar con él.

Le cai bien y me comenzó a hablar del porqué del gluten en aquel bar.

A mi me gusta que me vendan las cosas los profesionales así que me dejé completamente en sus manos.

Le dije que iba a cenar lo que el considerase oportuno y pensase que ese día había salido mejor de lo habitual. Me dió el OK y se marchó.

 SinGluten y sin complejos

Jamón de huelva con vinagre de modena

Volvió con una cerveza Estrella de Galicia SinGluten y un plato de jamón de Huelva con Vinagre Balsámico de Módena sobre una cama de pisto de verduras.

 

Este plato acompañado de la cerveza o quizás un vino Rioja con queso manchego muy curado ya hubiera sido un pelotazo total! pero tal y como venía ya era un triunfo!

Cuando acabé me trajo Corvina ala plancha.

La corvina es un pez muy similar a la lubina pero de un tamaño mucho mayor.

También se le suele llamar salmón blanco porque su carne es blanda y ligeramente rosada  Tiene pocas espinas y es ideal para prepararla a la plancha.

Para mi no era una novedad! hasta que la probé.

No sería justo decir que estaba tan solo buena.

Se deshacía en la boca!!! y el centro estaba casi crudo! con el toque perfecto de sal gorda!

Ese fue el deleite máximo de la cena!

Ya el encargado me recomendó terminar con un tocino de cielo casero o bien calamar en salsa y sabiendo que el azúcar no lo quiero ni ver supongo que ya sabéis lo que elegí.

Calamar en salsa

Marché mas que satisfecho y la cuenta teniendo en cuenta que tome 2 cervezas y dos bolsas de picos sin gluten no superó los 25€.

Fantástico!!

Marché del Azabache satisfecho y contento! y para volver al hotel lo hice por otra calle en la que encontré algo de lo que hacía ya años no disfrutaba por culpa del gluten y vaya sorpresa me llevé!

Te lo vas a perder? CLICK AQUI

 

 

Si te gustó, Compartelo!!