La insulina es el antídoto que te mata poco a poco

Tenía sospechas pero no estaba seguro al 100% hasta que un lector del blog publicó en su muro Facebook un artículo en el que dejaba claro que la insulina es el antídoto necesario que te mata poco a poco.

Había restringido la entrada de azúcar en mi cuerpo hacía ya tiempo.

Comencé por no añadirme nada y acabé por convertirme en talibán del azúcar TOTAL.

Además  tomaba metformina para frenarla aún más lo que en la practica se tradujo un montón de consecuencias positivas:

  • Eliminación de la grasa corporal
  • Eliminación de la adicción al azúcar
  • Retirada de mi dieta de productos manufacturados
  • Bebidas carbonatadas fuera!
  • Bollería industrial fuera!

También hacía la cena alcalina, pero una versión especial que yo me había inventado sin ningún criterio especial mas que coger algo que me gustaba y buscar un “totum  revolutum” entre alcalinidad, bajo pico de insulina, senolíticos, antioxidantes etc para constituir la cena que limpiase la acidez de mi cuerpo.

Mi Dietista favorita era seguidora de Barry Sears, un médico estadounidense que basa sus dietas en evitar los picos de insulina con el objetivo de no envejecer.

Barry Sears La dieta de la zona

Me convencía bastante pero no del todo pues era eso, una teoría.

La metformina, además,  se mostraba efectiva reduciendo los niveles de azúcar en sangre y otorgando efectos cognitivos positivos

Un efecto directo principal de tomar metformina es que reduce el azúcar y por tanto el pico de insulina.

 Cual sería el autentico enemigo? el azúcar o la insulina?

Este lector del blog al que sigo en Facebook debido a que divulga contenidos interesantes compartió este artículo en el que hablaba de comer grasa como forma de perder grasa.

Para mí fue toda una revelación!

Fue la demostración empírica de lo que yo estaba haciendo no restringiendo grasas y tomando metformina.

A mí me iba bien!!!y todo apuntaba a esa idea.

Martí Bosch con sus dietas alcalinas evita picos de insulina, Barry Sears con sus dietas quiere evitar picos de insulina, la metformina restringe azucares y evita picos de insulina.

Todo apunta en esa dirección y este artículo me dio el empujón para mejorar mas aún mis rutinas.

 

Si no fuese por la insulina la reacción generada en el organismo por esa entrada de azucares haría estragos en nuestro cuerpo por tanto la insulina actúa como antídoto a ese veneno que son los azúcares pero en contraposición el precio que pagamos es muy alto.

Mientras tengamos  insulina en nuestro cuerpo no vamos a eliminar grasa de las reservas, por lo que no adelgazaremos y nuestro entorno será ácido.

Pero el azúcar no es lo único

Cada vez que comemos algo nuestro páncreas segrega insulina por lo que indagando en los mares del Internet encontré además de  que los carbohidratos de IG alto deberían ser evitados y que algo tan usual como el café también contribuye a la tolerancia a la insulina.

La tolerancia se traduce en que nuestro páncreas debe secretar más para conseguir el mismo efecto y eso se podía evitar.

El páncreas lanza su chute una vez ingerimos la comida para que el hígado coja esos carbohidratos y los transforme en algo que no nos mate y se pueda guardar para futuro.

El índice glucémico

Mis rutinas eran buenas pero quería mejorarlas.

Podría conseguirlo reduciendo los picos de insulina que seguía manteniendo a lo  largo del día cuando comía carbohidratos de índice glucémico alto como por ejemplo el pan.

El pan es un vicio y pertenece al grupo de alimentos de indice glucémico alto lo que quiere decir que se asimila rápido y genera un disparo de insulina  para compensar esa entrada de azucares y carbohidratos.

Por tanto la primera decisión fue que al margen del desayuno en el que estaba protegido por la toma de metformina el pan tendría que salir de mi dieta.

El café

La ingesta de café afecta  negativamente a la tolerancia a la insulina y nuestro páncreas necesita inyectar más para conseguir el mismo objetivo.

Mi nueva rutina sería:

  1. Al levantarme tomar mis 500 mgrs de  metformina, Reichi y Vitamina b12.
  2. Inmediatamente tomar mi café necesario para arrancar el nuevo día
  3. Media hora después desayunar mis 2 rebanadas de pan tostado  sin gluten con mantequilla y jamón cocido como proteina para compensar los carbohidratos ingeridos tal y como cuenta Barry Sears en sus libros.

Por ahí iría en el desayuno y el resto del día el objetivo sería evitar los carbohidratos de IG alto.

Principalmente arroz blanco para el cual debo encontrar un sustituto como  el arroz integral.

Voy a empezar por ahí!! y  ya voy contando!

Te lo vas a perder?

 

Si te gustó, Compartelo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *