Capt 5.- La gran Promoción

Arranqué 2013, como flamante Jefe de Máquinas titular a la edad de 36 años. Estaba en racha! Este fue el año de la gran promoción! Fue el año del gran salto.

La crisis estaba golpeando con toda su crudeza a las empresas españolas y no quedaba otra que recortar gastos

Nuestro buque se la jugaba a diario sin estar en las mejores condiciones y sus tripulantes más aún pero no quedaba otra.

Esta situación prolongada en el tiempo suponía vivir en el filo de la navaja. Cualquier fallo tenía unas repercusiones bárbaras a nivel empresarial y consecuentemente el estado de estrés y ansiedad de los tripulantes se manifestaba en tensiones y discusiones continuas en el puente de gobierno. El exceso de horas y tensión acumulada pasaba factura a todos.

hqdefault

 

Recién acabada la temporada alta  en octubre de 2013 el buque paró para reparaciones y desembarqué por vacaciones.

Desde los inicios de 2013 tome conciencia de los sacrificios a los que estaba expuesto la cabeza de mando de un departamento tan fundamental para la  solvencia económica de una empresa.

El estar compaginando me tenía reventado. Mi esposa no quería que siguiera con ese ritmo y ya había lanzado un ultimátum.

El ritmo de trabajo, tensión y estrés ya alcanzaba unas cotas inaguantables.

images (3)

Desde el día en que mi esposa me puso las maletas en la puerta estaba buscando alternativa de forma activa y fue durante este periodo en tierra cuando  participe en un proceso de selección para una gran multinacional mundial.

Llegue allí sin saber que empresa era y de pura casualidad. Fue otra de esas cosas de las que me pasaban sólo a  mi…

Durante mis vacaciones fui con mi curriculum bajo el brazo a una empresa que arrancaba a funcionar en breve  a buscar trabajo. El vigilante me comento que ya estaba todo el mundo seleccionado.

Yo me enfurecí bastante por haber llegado tarde y pregunté quien había seleccionado al personal.

El pobre vigilante no sabía lo que estaba a punto de hacer.

Me dijo que habían sido unos seleccionadores del grupo Randstad.

Y ni corto ni perezoso los llamé por teléfono y empecé  a lanzarles improperios por no haber contado conmigo.

images (5)

….vaya unos hijos de …ya dedicaré una entrada a la explotación laboral que realizan estos ladrones y vendedores de carne humana….

Ellos se defendieron como pudieron. Podían  haberme colgado el teléfono pero no lo hicieron. Se excusaron en que no me conocían, y tenían toda la razón!!! No me podian conocer! Pero yo estaba enfurecido por haber perdido la opción de aplicar a esa multinacional nueva en la zona.

Para salir del apuro me dijeron que les llevara el currículum. Fui por la noche cuando estaba todo cerrado y se lo colé por debajo de la puerta.

Todo era un paripé del cual yo era participe también. Me cabreé, les puse a parir y ellos escaparon pidiéndome el CV a lo que yo accedí sabiendo que era para callarme la boca….en 2013 todo estaba ya más que  informatizado y online, y un CV en papel pues… como que no…yo ni siquiera estaba en la base de datos de la consultora.

El caso es que un día salió la cobertura de  una plaza interesante para esta agencia de colocacion. Solo ellos sabían lo interesante que era y la empresa de la que se trataba. Y mi CV estaba por allí encima de un montón de papeles, yendo de un sitio para otro.

Comenzó la selección de personal para cubrir la vacante y alguno de la oficina vio mi CV por allí  y dijo: y a éste no lo vais a llamar? A ver si se entera y nos la vuelve a liar!

images (7)

Comprobaron que mi perfil se adaptaba al puesto y me llamaron para preguntarme si quería optar.

Yo accedí encantado! Pero ni me dijeron la empresa ni el puesto ni nada. Tan solo el lugar de reunión.

Una vez llegué al sitio acordado me entrevisté con una psicóloga y me dio 4 ejercicios psicotécnicos a realizar cronometrados. Me dijo que no me preocupara si hacía la mitad, que eso era lo normal.

Los tests psicotécnicos tienen truco. Aprendes a hacerlos cuando haces muchos y ya ves que el mecanismo es siempre el mismo y sólo cambian los enunciados. Yo había pasado 2 años haciendo tests psicotécnicos en una etapa anterior y ya eso no se olvida.

Hice los 4 enteros!

test245-243x214

 

Luego vino la entrevista de ingles.

Estaba claro que el entrevistador dominaba el idioma más que yo pero él no me conocía.

Trabajar en los barcos con tripulacion internacional es habitual y el idioma oficial es el inglés.

Además mi esposa es extranjera y a dia de hoy habla correcto español pero los primeros 3 años de relación hablábamos en inglés, de forma que sabía explotar fantásticamente lo poco que sabía de la lengua de Shakespeare.

Y eso hice! Tomé la iniciativa en la entrevista hablando rápido y haciendo aspavientos con las manos! El entrevistador tuvo la sensación de que mi inglés internacional aprendido trabajando le daba 100 patadas al suyo de oficina, así que intimidado de principio se limitó a poco más que oírme. El eje de la conversación se mantuvo en mi poder. Así, hablando yo más que él evitaba que me pillara en un renuncio  sin entenderle. 

La entrevista estaba bajo mi control.

images (8)

Pasé la  prueba con nota!

La tercera entrevista era con los Managers con los que tendría que trabajar.

En esa entrevista fui muy seguro de mi mismo.

Me daba igual que me cogiesen o que no. Estaba de vacaciones y era todo un Jefe de Máquinas….Que podía temer?

Los Managers hicieron hincapié en que la posición a cubrir  era tan solo para 6 meses, a lo que yo respondí con un soberbio “en 6 meses voy a conseguir que queráis que me quede….” 

No sabría decir si les sorprendí o pensaron que era un flipao….

El proceso de selección duró 15 días mas examinando a otros candidatos tras los cuales me llamaron para preguntarme si aún estaba interesado en trabajar con ellos.

Les respodí que SÍ! Que cuando íbamos a empezar.

Y ellos dijeron….

“Pues mañana mismo…”

Ya sabía  el nombre de la empresa, la todopoderosa GRUPO MAERSK, dueña del 30% del negocio de transporte de mercancía containerizada a nivel mundial.

Mearsk Group Bueno

A la mañana siguiente envié un email a la naviera despidiéndome y agradeciendo la oportunidad de crecer profesionalmente que me habían brindado y fui a mi empresa en tierra a solicitar un permiso no retribuido de 6 meses. Tiempo suficiente para probar esta nueva andadura y después ya veríamos.

De la noche a la mañana mi vida había cambiado.

images (2)

Cambié los polideportivos y la sala de control de  un barco  por un despacho desde donde se controlaban las operaciones de los buques portacontenedores más grandes del mundo.

Aún no sabía nada de lo que era aquello pero percibía que mi vida había cambiado para mejor, que todo era un golpe de suerte.

...No sabía lo equivocado que estaba….

Carrera de la rata

Si te gustó, Compartelo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *