Ligero como una pluma

Ya conté en una entrada anterior que está semana iba a ser semana aburrida. Estaba de vacaciones deportivas forzadas. El niño se quejaba de un dolor en el aductor y la primera medida conservadora fue guardar reposo, así que no me quedaba otra ya que por la tarde me toca ir al trabajo. No esperé después de una semana sentirme ligero como una pluma.

Como ya conté el trabajo se había convertido en un sitio en el que se mantenía uno medio en movimiento y medio en forma casi sin querer!

Se trataba de unas instalaciones muy grandes muy mal hechas y con unos dispositivos en una punta y otros en la otra, de forma que estabas obligado a andar muchísimo al cabo del día.

Acababa casi todas las jornadas en torno a los 12000 pasos solo allí más lo que hubiese andado fuera de la jornada laboral significaba estar casi siempre por encima por encima de los 18000 pasos en total al día!screenshot_2016-09-12-22-58-52-961_com-xiaomi-hm-health

Y después de la semana de reposo llegó el lunes nuevamente.

Niños al cole por fin y tempranito a dormir de forma que a las 21:30 me dije …ahora es el momento!

Salí a correr después de esa semana extraña en la que no hacer ejercicio me había hecho subir 300 gramos en la báscula.

La verdad era que esperaba haber subido más pero no lo hice.

Si es verdad que note que mi cintura se hizo un pelín más gruesa.

Solía hacer eso de pillarme un pellizco en la zona de las costillas y sí note más grasa después de una semana inactivo.

En este punto debo recordar que ya estaba tomando 850 gr de metformina en el desayuno diario.

Pues bien! Las 21:30 hrs y me visto y calzo para salir al trote.

El itinerario elegido será el mismo que el día de la sorpresa en entrenamiento diario para comparar.

Ya iba preparado para hacer un peor registro que la vez anterior después de la semana en blanco, o semi blanco.

Salgo de casa comiendo una manzana. A los 200 metros salgo al trote. Buen ritmo pero frío. Las rodillas se hacen sentir.

5 minutos más adelante era donde siempre tenía que parar estando en baja forma. Además paraba asfixiado. Hoy no necesito parar, es más, ahí es donde empiezo a calentar rodillas y dejan de llamarme la atención.

Sigo en llano 7 minutos más y comienza repecho de poca pendiente. Sigo bien y lo paso sin problemas.

Ahora la bajada del lagarto en la que bajas en modo auto pero al acelerar también notas que te falta el aire.

Giro a izquierdas y enfilo avenida y 200 metros más adelante llegó al parque donde paré el día anterior. Pero ahora no paro! me siento cómodo y ligero! Hacia mucho que no me sentía así de ligero!

FOTOGRAFIA DE FERNANDO GOMEZ. FOTOGRAFIA DE FERNANDO GOMEZ. PATXI ROS CORRE DESNUDO POR LA PLAYA DE LA ARENA. ZIERBENA - 09.11.20. FOTOGRAFIA DE FERNANDO GOMEZ.

Continúo hasta final de a avenida que tiene un poco de pendiente y al llegar al final la pendiente empieza a endurecerse.

Ahí decido parar! Ya me duele el lado en la zona estomacal ( lo que aquí se conoce como flato). Me falta mucho aire! Pero estoy contentísimo!

Subo el repecho fuerte andando y en la cumbre arranco carrera bajando la Cuesta de nuevo y llegando hasta casa.

Llegó empapado y contento! Donde hace 4 meses necesitaba 5 paradas ahora solo he necesitado 1!!!!!

Además saco una conclusión importante. Me he llevado la sensación de que la metformina por si sola  no tiene mucha capacidad de actuación. Sí, actúa, pero si la complementamos con dieta y ejercicios sacamos el auténtico petróleo de este medicamento.

Es una opinión/impresión personal.

A la llegada a casa me pesé dando un registro de 76,9 Kgr que desaparecerán una vez se repongan los líquidos pero para mí ha sido una experiencia muy cultivadora.

Si te gustó, Compartelo!!

Un pensamiento en “Ligero como una pluma”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *