Mario Ocaña es un grande de la historia

Ya  de mayor  no es fácil  recordar los nombres de los profesores  que tuviste a tu paso por el instituto pero a mi me tocó Mario, un profesor de historia  diferente, con otro estilo y del que ninguno de los que fuimos sus alumnos nos podemos olvidar fácilmente y es que Mario es todo un grande de la  historia

Como es posible que este tipo siempre venga en bici a trabajar?

Generaciones de alumnos pasaron por allí, por el conocido Mixto 3 y el comentario se repetía en la cafetería entre  grupos de chavales:

Si yo tuviera su trabajo tendría un cochazo y él en cambio  va en bici a todos lados!

Siempre en su bici

Lo veías en el centro y su bici con él. Cuando iba a alguna cita en la radio su bici también.

Es un flipao! está loco!

Mi generación abandonó el instituto y llegaron nuevas generaciones.

Nuestros hermanos y primos pequeños y el comentario siempre era el mismo.

Mario es un friki! Como se puede hacer eso?

Iba a todos los sitios en bicicleta y además daba las clases de historia con ese toque especial que tiene la gente del sur que se sabe segura de si mismo y de lo que cuenta. Ya te digo! un grande!

Las clases con Mario eran entretenidas y ahora creo que entiendo el por qué.

Mario despertaba algo en sus alumnos que definiríamos entre admiración y respeto.

Lo respetabas porque era el que te tenía que aprobar pero lo admirabas porque  en aquella época de litronas y cigarrillos aliñados no éramos capaces de correr 3 kilómetros seguidos!! y él siempre iba en  bici.

…Y el tiempo pasa y se te olvidan muchos nombres de los que te enseñaron algunas de las cosas mas importantes y necesarias para encarar tu vida  con unas mínimas garantías de presencia pero  es que algunos profesores siempre están en la picota y  son imposibles de borrar.

Mario, Perfecto, la de ingles que estaba muy buena , el que pasaba las tardes en la tasca de PEPE y salía tajarina…

Tu cabeza deja huecos intocables para guardar recuerdos de personajes asociados a algo y Mario ademas de su forma chuletosa de hablar siempre será recordado por ir siempre acompañado de su inseparable  bicicleta.

Todo genio y figura!

…y hoy me encontré con Mario

Mario es un autóctono conocido y respetado de Algeciras que jubilado a los 65 puede ser visto paseando a sus perros o cómo no! con su bici.

Acude a dar charlas a la Universidad sobre su tema estrella que no puede ser otro que su especialidad, la historia.

Y hoy me lo crucé en el centro, lo saludé y pregunté si me recordaba.

Tras 2 segundos mirándome 25 años después me reconoció del tirón!

Tras el obligado saludo le hice saber mi intención de tener una charla con él para preguntarle algunas cosillas sobre hábitos saludables y forma de vida

pues venga! tomémonos un café!

Físicamente aparenta más edad por las marcas de la cara pero me aventuraría a decir que  pesa incluso lo mismo que en la epoca mia de instituto!!! Además se le ve fuerte!

No le note ninguna tara al andar y se le veía ágil

Comenzamos a charlar en un intercambio de información en el que hice rápida alusión a mi paso por la industria privada y concretamente a la carrera de la rata que viví en mis propias carnes.

A partir de este comentario fui capaz de llevar la charla al terreno que me interesaba que era el de la salud y los hábitos diarios.

Mario me confirmó que seguía usando la bicicleta a diario y que  salía a rodar en carretera entre los 50 y 100 kilómetros 3 veces por semana.

El usar la bici como transporte no estaba incluido en esos kilometrajes.

Hablamos de hacer unos 7000 kilómetros al año solo en rutas de bicicleta

Son distancias serias para un hombre de 65 años y al alcance de no muchos

La actividad física constante es una tónica entre toda la colección de personas que gozan de buena salud a edades importantes.

Y la  alimentación?

Reconoció que la carne ha pasado a un segundo plano pero que aún así no pone demasiada atención en según que tipo de dieta hace, lo que en román paladino significa que come lo que le prepara su mujer! pero sí reconoce que se está despegando del azúcar y de la carne  cada vez más.

Durante la charla me dió a entender que se siente fuerte pero no lo achaca a nada en concreto pues le viene de familia.

Me contó vacilón y orgulloso que uno de sus abuelos murió cuando a la edad de 84 años se cayo de un árbol al que se había subido para podarlo. El mozo se habia subido a una altura de 8 metros!! menuda ostia dió! murió en el acto.

Su otro abuelo aguantó hasta los 93 como una pera de agua… se sonreía mientras me contaba que su abuelo a los 93 seguía yendo a la Plaza Alta a mirarle el culo a las tías más jovenes y a decirles cosas obscenas!!!

Que buen detalle!!! eso es Salud y lo demás es cuento!!! 

La charla fue muy constructiva en todos los sentidos.

Redescubrír a un gran profesor cuando ya eres capaz de ver el mundo con otra óptica es algo que engrandece a cualquiera, ya no como evaluador de lo que has escrito en el examen sino  como alguien del que aprender sabiduría de la vida charlando en una conversación abierta de persona a persona.

Mario Ocaña  volvió de nuevo a deslumbrarme con su luz y alegría interior. Es sin duda es un grande de la historia.

 

 

Si te gustó, Compartelo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *