Los campos de fútbol son un buen sitio para hacer un pacto con el diablo para no envejecer

Además de ser un punto de afluencia de masas en mi ciudad prácticamente todos los clubes infantiles acuden a jugar y entrenar al centro deportivo del que estoy encargado.

Durante la jornada suelo ir a tomar café en los ratos que menos afluencia de público tenemos en la instalación.

Hoy en la cafetería me encontré con un buen conocido de la época de mi infancia con el que hacía al menos 4 o 5 años que no me volvía a encontrar.

Es sabido que los colegas o amigos siempre destacan los defectos de forma cariñosa o exageran una virtud en tono de humor.

Este conocido fue directo al grano!

-hombre!! Como estas?? Me alegro de verte!

La típica forma de saludo convencional, seguido de un como estas? Y tú familia que tal?

El pacto

Una vez acabado los convencionalismos me mira de arriba a abajo 2 segundos, me mira a los ojos y me dice:

-tu que has hecho? Un pacto con el diablo?

Y tras una charla de 5 minutos entre risas nos despedimos …..quien sabe si nos volveremos a ver en los próximos meses pero me quedo con la pregunta.

Ya por si sola dice mucho, verdad? Aunque sea en tono de broma si me hubiera encontrado más gordo me hubiera hecho una broma acerca de eso, si me hubiera encontrado más viejo pues igual, pero me encontró  más joven, de eso no hay duda.

En el fondo no busco estar mejor por fuera o más guapo o más esbelto, no.

Busco sentirme bien, ligero, cargado de energía y sobre todo mantenerme así pero después de este corto relato me queda una cosa clara:

Parece que lo que estoy haciendo esta dando sus frutos.

El reloj sigue corriendo para todos.

De eso no hay duda pero empiezo a tener la sensación después de haber empezado mi plan de recuperación hace ahora mas o menos  un año y medio con la hoja de ruta  que… parece que mi reloj biológico va más despacio que el de los demás?

Quizás sea solo una impresión. Es más, seguro que es solo una sensación. Pero me gusta esa sensación

Si te gustó, Compartelo!!