Provocación en el trabajo? Estas en el disparadero…y lo sabes

Un día cualquiera en la oficina te llaman a la sala de juntas y te cuentan una película que no va contigo pero te va tocar comértela. Acéptalo. Estas siendo objeto de provocación

Eso es lo que suele pasar en este país cuando en lugar de seguir lo que dice la legislación se hace lo que marque la doctrina del Opus Dei.

Cuando un empleado te estorba o sencillamente ya no lo quieres hay que forzar el despido disciplinario.

Y como forzarlo?

Tan sencillo como empezar a meterle el dedo el culo al susodicho trabajador, a ver cómo reacciona.

Entendamos por meterle el dedo en el culo como empezar a joderle a través de sus condiciones previamente pactadas.

Si! Como lo lees!

Aquí en España la normativa es cambiante y eso afecta a las condiciones contractuales de los trabajadores.

Con un ejemplo me vas a entender.

Provocación

 

Estas tan tranquilo yendo cada día a trabajar cumpliendo objetivos y de repente te sorprenden con la supresión de uno de los conceptos de tu nómina.

Por ejemplo un concepto pactado y reflejado en tu salario desde hace años.

A partir de mañana ya la empresa decide no pagarlo y además no te dicen absolutamente nada.

Eso es parte del plan !

No te dicen nada, tan solo se lleva a cabo.

Cuando recibes la nómina te falta dinero según tus cálculos.

Efectivamente te falta ese concepto suprimido !

Ya te has percatado de que te han metido el dedo en el culo para ver por donde respiras.

Te vas airado a hablar con tu jefe que vestido de torero te recibe a puerta gayola y de rodillas dándote un pase de pecho de los que te dejan desnortado sin saber que va a pasar ahora ni por donde te va a venir la ostia.

Te recompones y embistes de nuevo y ya con un poco de suerte enganchas al hijo puta del jefe que una vez siente la cojida y sabe que no tiene muchas escapatorias decide sacar la espada.

Puerta gayola

La cosa se pone tensa. Tan tensa como han querido los de arriba que esté.

O te dejas pisar y machacar tu dignidad o pierdes el empleo. Esas son las opciones.

La mayoría de gente se dejará pisar antes de poner en riesgo el sustento y estabilidad de la familia. Nadie puede culpar a esa gente.

No cabe duda de que fueron los hijos de puta de los patrones los que dieron esa orden de actuación o la insinuaron para que se llevase a cabo.

Si en lugar de tragar eliges combatir lo tienes crudo.

Debes saberlo antes de empezar porque la patronal te provocará más y más hasta llevarte a hacer cosas de las que luego en frío te puedes arrepentir.

Y de quién sería la culpa?

Tu respuesta ha sido magistral en la defensa de tu dignidad pero la parte contraria es la que paga y nadie los puede obligar a tenerte en nómina.

Te enseñaron la puerta. La abrieron y solo faltaba esperar a que tú salieras si no querías tragar.

Esa es la reforma laboral que está creando trabajo en España y esas son las bondades del maldito libre mercado que te recuerda todos y cada uno de los días que tienes que sudar la camiseta corriendo la cancha arriba y abajo sin descanso si no quieres que cambien las condiciones.

No protestes y traga lo que haya que tragar porque el día que empiecen las provocaciones debes saber que ha salido tu papeleta y alguien se ha acordado de ti.

Lamentablemente en este país aún no existe el delito de provocación laboral.

Si te gustó, Compartelo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *