Esta última semana ha sido una semana de cambios tan impresionantes en mis percepciones y evoluciones que voy a intentar describirla de una forma breve para pasar a contar los cambios introducidos en mi plan.

En primer lugar me gustaría destacar el cambio tan impresionante en mi estado general de energía una vez implementado el complemento de la CoenzimaQ10.

Esta semana me tocaba semana suave de caminatas según rutina pero se dan 2 semanas desde que empecé con la CoQ10.

La verdad es que habiendo entrenado con intensidad la semana previa esta semana me sentia bastante cargado.

Era como si el cuerpo me pidiera salir a entrenar. Daba igual que actividad realizar el caso era empezar a sudar.

Estuve saliendo por las mañanas antes de ir al trabajo y en condiciones similares a cuando salgo por la noche, es decir, 5 horas después de la última ingesta calórica.

Los resultados en los entrenamientos estaban mejorando bastante. Había pasado de hacer 4 kilómetros con 1 parada a 6 kilómetros con 1 parada.

Pero ya estaremos en detalles de entrenamientos en la sección deporte para envejecer dignamente.

Además de sentirme cargado para la actividad física mi peso esta en un punto óptimo, oscilando entre los 75kg y los 76kg que consideré como objetivo alcanzado.

Pero lo que más me marco esta semana fue una cosa que hacía al menos 10 años que no me pasaba:

Yo siempre fui muy expresivo e hiperactivo a la hora de expresarme.

Siempre intente transmitir lo más preciso posible que estaba pasando por mi cabeza en cada momento, pero esa forma de expresarme era trabajosa y conforme avancé en los últimos 10 años la fui abandonando progresivamente, pero no voluntariamente! Ojo!

Lo fui dejando de forma natural por puro cansancio o falta de energía fruto del envejecimiento.

Pues mira que cambio tan curioso!

Esta semana además de sentirme cargado para la actividad física también estoy expresándome de aquella manera a la hora de explicar algo! Y ayer viernes yo mismo me di cuenta de que estaba volviendo atrás en ese aspecto!

Se lo conté a la ATS que me acompaña en el trabajo los viernes. Debo señalar que está chica también esta concienciada con la idea de que el envejecimiento se puede frenar, además de que es dietista.

Es caso es que al comentar todo esto con todo lujo de detalles su opinión al respecto fue clara: “tu es que estas consiguiendo entrar en la senda de frenar el envejecimiento”.

A raíz de esta conversación ella se interesó por mis hábitos y de todo lo que le conté lo único que no le gustó fue mi hábito de cenar fruta todas las noches a lo que rauda y veloz se dispuso a explicarme y recomendarme alimentos que podía cenar con el fin de evitar el pico de insulina generado por la ingesta de 6 piezas de fruta diarias para la cena.

Sobre este aspecto entraré en detalles en la próxima entrada en la sección eres lo que comes.

Y para finalizar esta entrada hablaremos un poco sobre  la metformina.

Metformina again

La maravillosa metformina que era la responsable de todo el arranque en hábitos y que tanto me había ayudado en los inicios, ahora, después de horas y horas de lecturas de experiencia de otras gentes y ensayos había llegado el momento de reducirla.

Había alcanzado un peso óptimo, había conseguido activar AMPK y lo que es mejor estaba optimizando su funcionamiento!

soyuz_tma-5_launch

Al igual que el cohete Soyuz en su lanzamiento que a medida que va consumiendo el combustible se va desprendiendo de los depósitos para soltar lastre yo había llegado a un punto de evolución en el que consideraba que la metformina había llegado a un punto en el que era necesario recortarla por razones que explicaré en Metformina para el arranque en la sección metformina.

Honestamente ….te lo vas a perder?

Si te gustó, Compartelo!!