Desde el minuto 1 en que cruzó la puerta de embarque empecé a echarla de menos. Riga sería sin duda el siguiente punto de visita obligada. Pero no sólo ella esperaba, también la nieve.

Leer más