Una moda iba a instalarse en las empresas gestionadas por españoles. El terrorismo industrial iba a proliferar como las setas con la llegada de la crisis. Cuadrar los numeros era lo importante….que la empresa funcionase? eso no importa

Allá por 2012 ya la crisis estaba tan avanzada que las empresas que tenían que morir ya habían muerto. Quedaban muchas zombies y por encima de todo estaban las que si quebraban arrastraban a todo el capitalismo como si de un agujero negro se tratase. Eran  empresas sistémicas a cuya cabeza en muchos casos colocaron a gente sin escrupulos dispuesta a hacer lo que fuese necesario.

 

El caso es que Maersk es tan grande que entraría dentro de este grupo, y cuánto más grande se es más grandes son las cantidades de dinero que se manejan.
El caso es que el grupo necesitaba hacer que el puerto de mi ciudad fuese más rentable , había que aprovechar las debilidades de la competencia y hacer una demostración de músculo.

Se fichó a JLM como presidente. Brillante financiero que era toda una promesa de gestión empresarial. Formado en el ESADE-IESE, escuela de negocios del Opus Dei donde se formaron grandes cerebros del mundo de los negocios como Iñaki Urdangarin.

noos1

Una vez tomó posesión del cargo el objetivo estaba claro: recortar los costes de la terminal.

Para tal fin necesitaba un gran equipo ejecutivo pero tratándose de gente del IESE estaba claro que no necesitaba rebuscar mucho.

Esta escuela de negocios se había convertido en el nuevo punto de encuentro de las élites familiares de España obligadas a buscar un punto diferencial de los humildes ciudadanos después de la democratización de las universidades.

Era el lugar donde la antigua casta de universitarios destinados a dirigir el país accedían previo pago de ingentes cantidades para conseguir algo que no se conseguía en las facultades.

La realización de un Másters se hace más para conseguir entrar en un circulo social que para adquirir conocimientos….y en España por desgracia eso aún funciona.escuelas-opus

Nuestro flamante director montó un equipo formado sin duda por los mejores para el trabajo:
El primero de ellos venía de una multinacional muy conocida fabricante de bombillas y era un defensor a ultranza de la optimización de recursos y la reducción de los costes salariales. Es muy fácil encontrar en internet tertulias en las que esgrimía sin pudor las razones según las cuales los trabajadores deben ser poco más que cuencoarrocistas.

http://www.elnortedecastilla.es/20130130/economia/globalizacion-llega-salario-201301302200.html

El segundo  venía de hundir otra multinacional americana en España y firmar el despido de 1400 trabajadores en una zona histórica industrial española.

No le temblaba la voz cuando hablaba de las pérdidas a causa de la mala praxis de los trabajadores y nunca se le oyó una autocrítica, ni siquiera cuando destino 40.000€ en un plan de mantenimiento de un software a una empresa informática y al mes del pago se enteró de que ese software  hacía 6 meses  que había sido reemplazado por otro mas moderno. J. C. era todo un cerebro! Oyga!

http://cincodias.com/cincodias/2007/05/12/empresas/1178977182_850215.html

‌También vino un abogado del grupo Baker & Mckenzie que se jactaba de haber llevado a cabo sobornos sin ningún pudor para conseguir ganar juicios en causas relacionadas con compra venta de empresas zombies a costo inflado.

‌Se había montado un equipazo de la noche a la mañana con el objetivo de meter la tijera a toda costa!‌

http://analisisafondo.com/ley-y-orden/item/14441-demandan-a-yahoo-y-baker-y-mckenzie-por-presunto-soborno-a-un-juez-mexicano.html

Pero faltaba lo más importante. El sicario, EL TONTO UTIL. Alguien que llevara a cabo la ejecución de los planes y pusiera la cara por si a alguien le daba por partirsela a alguno de los magníficos pues para que el tonto se llevara la ostia.

‌Alli  estaba J C.

El equipo empezó intentando hacer un Expediente de Regulación de Empleo y despedir a unos pocos, a lo que la administración se opuso. La terminal recibía ingentes ayudas públicas y no era viable esa operación, de forma que se tenían que batir el cobre en el cuerpo a cuerpo.

Arrancaron metiéndose con colectivos varios y bajo amenaza de despido debían aceptar nuevas condiciones a la baja. Una vez rechazada algunos eran despedidos, se accedía a la negociación y se readmitía siempre a la gente pero con un poco menos de salario. Y así fueron de colectivo en colectivo…
Poco a poco el cáncer fue extendiéndose sin afectar a zonas vitales hasta que la metástasis llegó a centro neurálgico del negocio: MARINA

Marina era el departamento en torno al cual giraba todo el negocio. Eran los niños bonitos de la terminal.
Eran los que hacían que aquello funcionase y alrededor de todo aquello giraban un montón de servicios que generaban empleos. Nunca antes nadie había intentado interferir en el funcionamiento de los intocables pero ahora habían llegado los “tocados por la mano de Dios” “los elegidos”Resultado de imagen de instituto de empresa

 

La terminal era pura experiencia. los conocimientos teóricos te ayudaban pero ante los problemas no quedaba otra que tirar de manual empírico. la improvisación de los españoles tan criticada en el mundo anglosajón era la auténtica virtud en aquel centro de trabajo. Los mas viejos constituían al auténtico “Know How”

Pero los veteranos ganaban mucho a criterio del equipo directivo.
Se urdió un plan de prejubilaciones incentivadas. Jubilaciones de oro para los veteranos. Las condiciones eran imposibles de rechazar.
En un principio se fueron 3
Al poco tiempo otros 3
Un poco más tarde otros 3
Y al cabo de 2 años se había conseguido prejubilar a los dinosaurios de la terminal que eran los que más ganaban.
Alguien pensó que no iba a tener consecuencias?

En cuestión de 2 años habían recortado los costes pero también habían recortado los ingresos. En esos 2 años los gestores españoles se habían cargado lo que tanto trabajo había costado crear.  Se habían cargado el “Know How” de la terminal.
La gente que llegó nueva necesitaba un proceso de aprendizaje y además necesitaban instructores pero los viejos que transmitían la forma de trabajar ya no estaban.
Los nuevos ganaban 5 veces menos que los que se habían ido pero la terminal no funcionaba. La producción se había desplomado y en la dirección se acusaba como siempre a los trabajadores como culpables.

Si pensabas  que todo había terminado te equivocas. Aún quedábamos allí gente susceptible de recorte a los  que no podían prejubilarnos
Las cosas aún podían ir peor: entró a escena el que iba a poner la guinda del pastel.

El sheriff estaba a punto de empezar a  hacer su trabajo de sicario y la víctima elegida era yo.

El ejercicio de mobbing se prolongó durante 2 meses y los recordaré como los peores momentos de mi vida.

Llegar a casa con el estómago descompuesto se convirtió en habitual. Las noches sin dormir, la agresividad gratuita contra mis hijos frutos del acoso laboral al que me vi sometido pusieron a prueba todos mis resortes.

El tonto útil se paseó entre lo ético y lo legal y abusó de su posición pero ….no contaba con que alguien le plantara cara…no contaba con que alguien defendiera su dignidad.

Carrera de la rata

 

Si te gustó, Compartelo!!