Test de esfuerzo

Hoy me cogió el toro y no me daba tiempo a entrenar una hora y ante la limitación de tiempo opté por un test de esfuerzo.

Hacía al menos 3 meses que no hacía la ruta de la colina.

Eran 4,5 kilómetros y tenían bastante historia porque fue el recorrido inicial con el que me arranque al deporte así que tenía varios registros para comparar y ver la evolución.

Ya de entrada salí muy fuerte dando caña con un ritmo por debajo de los 5 minutos.



Estaba seguro de que ese ritmo iría bajando pero todo lo iría marcando mi estado de forma donde las limitaciones las ponían los pulmones con el típico dolor del costado y otras veces era la rodilla la que decía hasta aquí he llegado!

Debo reconocer que la rodilla venía comportándose muy bien desde la primera vez que hice los 10 kilómetros.

La primera vez que los hice mi rodilla se quejo varios días y desde entonces viene aguantando muy bien.

Así que aguantaba el ritmo bien. Era bueno, muy muy bueno!

El ritmo con el que me sentía mas cómodo cuando corría estaba en los 5:25 min/km y estaba marcando 4:50 min/km!!!

Me quise esforzar un poco para aguantarlo!

Eran solo 4,5 km así que podía apretar un poco y dosificar menos.

El primer kilómetro fantástico 5:09 min/km y el segundo aun mejor marcando 4:46 min/km y un ritmo cardiaco de 155 pulsaciones

Con la subida suave previa a la colina el ritmo bajó un poco  hasta los 4:54  en el tercer kilómetro pero aun así lo consideraba positivo.

El pulso subió a 160 ppm

Lo que mas me llamó la atención de los dos primeros kilómetros era la zancada. Más larga y levantando más los pies al dar los pasos.

Me sentía fuerte.

Llegamos a la colina donde me vi  penalizado con la pendiente.

El ritmo de ese cuarto kilometro penalizo hasta los 5:44 min/km llegando a 170 Ppm en la cima y recuperando al inicio de la bajada.

Coroné la colina y tras un poc de recuperacion y bajar a 160 Ppm apreté de nuevo  hasta llegar al final de mi recorrido haciendo un parcial en los últimos 500 metros de 4:41 min/km y 173 Ppm

El resultado final fue de 23:03 min a un ritmo promedio de 5:06 min/km!!! FANTÁSTICO!!!

Mi pulso empezó a recuperar rápidamente una vez parado.

  • El primer minuto baje a 130 Ppm
  • El segundo minuto 120Ppm
  • El tercer minuto 110Ppm

Comencé a estirar y a los 5 minutos aun estaba en 100 Ppm.

A los 10 minutos baje a 80 Ppm



El esfuerzo fue importante y ya me costó un rato bajar de ahí

Mi pulso en estado de reposo está entre las 50 y 55 ppm así que no recuperar rápido  ha sido quizás el  único pero que encontré a la sesión.

Parece un tema interesante para rascar un poco a ver que sale…

Veamos una comparativa de evolución registrada en la App runkeeper sobre el mismo recorrido a lo largo del tiempo:

  • 24 Oct 27:48 min  6:25 min/km
  • 7 Nov   25:38 min  5:46 min/km
  • 4 Ene    24:42 min  5:26 min/km
  • 3 Feb    23:03 min  5:06 min/km

COJONUDO!!! VERDAD??

La pulsera que me había comprado tenia una funcion muy interesante!
Vibra cuando te pasas de pulsaciones!

Si te gustó, Compartelo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *