iones negativos

Carga eléctrica ambiental

Cuántas veces hemos oído eso de “uy! Me duele la cabeza, el tiempo va a cambiar” y va y cambia! Adivino? Posiblemente sea el cambio de carga eléctrica ambiental.

El ambiente en las ciudades, en las oficinas, en zonas donde hay muchos electrodomésticos funcionando, zonas donde hay contaminación, bajas presiones, etc…

En todos esos sitios predominan las cargas positivas en las moleculas que componen el aire.

Iones  positivos que te afectan de manera negativa.

Está comprobado!

Cuando vamos a la playa o al campo, o miramos un salto de agua sentimos tranquilidad, se frena nuestro estrés y ansiedad.

Es el efecto de respirar iones negativos que abundan en la naturaleza.

Nos hacen bien. Nos despejan y nos aclara la mente.

Enlace

En nuestra tarea de activar el entorno este domingo fuimos a pasarlo al campo.

Buscamos una zona recreativa cercana, con mesas para picnic y barbacoas.

Hicimos nuestra paella, llevamos las bicis de los niños, les pusimos el columpio …

Que mas se le puede pedir a la vida?

img_20161030_144156

En un principio mi intención era irme a hacer senderismo con mi hijo después de comer para realizar la actividad diaria a la que me auto obligo.

Cuando vamos al campo soy el encargado de hacer la comida.

Después de comer me sentía tan Plácido disfrutando de aquel entorno que pensé que ya tendría tiempo de ir de paseo.

No tenía el más absoluto deseo de irme a andar.

img_20161030_172650

Me encontraba tan cómodo y en un momento tan placentero, rodeado de naturaleza que no me apetecía.

 Los iones negativos

Supongo que aquella sensación de bienestar tenía que venir de algún sitio.

Respirar aquel aire limpio cargado de iones negativos podría ser una respuesta a mi cuestión.

Una vez acabada la comida sencillamente me apetecía quedarme allí sentado en la mesa tomando mi café y recibiendo mi carga eléctrica ambiental.

Como cuando miras la lluvia y realmente no estás viendo nada tan solo estas disfrutando de aquel fenómeno del que recibes iones negativos.

img_20161030_144140

Aunque no fuese mi intención en un inicio ir  allí sencillamente a respirar aquellos iones cargados negativamente también era cuidarse en cierto modo aunque debería haberlo completado con una caminata.

Ver a los niños con las bicis, jugando con el balón con otros niños, la niña en el columpio…

Esos momentos de la vida no podemos olvidarlos, son momentos que no tienen precio.

Si te gustó, Compartelo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *